Illustrators Daily

Curated content on Instagram

We love to find new ways of sharing content curated on social media.

Yennifer Betancourt @cabra_chicaa

¿Cómo te llamas y de dónde eres?

Soy Yennifer Betancourt (@cabrachica en Instagram). Viví casi toda mi vida en la provincia de Osorno en una comuna que se llama San Pablo, pero por razones de estudios y trabajo hace cuatro años estoy viviendo en Concepción.

¿Por qué decidiste estudiar algo relacionado al arte?

Sabía que me gustaban las artes plásticas y dibujar y todo eso, pero en esa época pensaba que sería algo más estable y más seguro para mi futuro estudiar arquitectura porque se veía como algo más serio, según yo.

Entonces estudié arquitectura durante tres años pero congelé, porque no era para mí. Me di cuenta después de tres años.

Entonces decidí ilustrar, así nomás, sin estudios. Sólo con lo que había aprendido porque dibujaba de chica y con lo que aprendí en el liceo o con talleres que había tomado. La verdad que eso, así empecé.

¿Qué rol cumple el arte en tu vida? ¿Éste ha cambiado la forma en que ves el mundo?

La verdad, el rol que cumple el arte, por el momento, es como una forma de canalizar mis sentimientos y emociones, que quizás pueda sentir en un momento en el que me da la inspiración. ¿Y si ha cambiado la forma en que veo el mundo? Sí, porque siento que todo tiene escondido como un concepto y eso lo aprendí en la carrera de arquitectura, que todo detrás tiene algo que tu puedes conceptualizar y sacar tu propia interpretación de ese concepto y poder transmitirlo a través el arte, y siento que es muy bonito, sobre todo el arte visual.

¿Qué o quién inspira los trabajos que realizas?

Últimamente lo que me ha estado inspirado es un viaje interno que estoy teniendo en psicoterapia. Me inspira mucho el querer mostrar mis experiencias y lo que he ido aprendiendo, porque siento la salud mental es muy deficiente y que muchos no le toman la importancia que debería.

Me gusta mostrar lo que he estado aprendiendo, porque siento que mi cabeza explota con cosas que he ido conociendo con mi psicóloga y que a mi parecer esto lo debería saber más gente.

Y lo otro que me inspira mucho es el feminismo, últimamente con noticias que he estado leyendo, donde me da mucha impotencia y rabia, y a veces todo esos sentimientos lo canalizo a través de la ilustración.

¿Puedes explicar cómo es el proceso artístico de tus dibujos? (desde que lo imaginas hasta terminarlo)

Normalmente, primero llegan las ganas de dibujar o transmitir algo, por ejemplo, cosas que he aprendido o descubierto. Como te decía antes, con los viajes internos o en psicoterapia, algo que me dio rabia o pena.

Entonces, puedo empezar desde una emoción o con algo que descubro, algo fuerte que te de esa necesidad de querer expresarlo. En tal caso, parto con eso.

Luego esbozo en un cuaderno o de forma digital, pero normalmente lo hago en una libreta que tengo. Allí esbozo la idea que quiero transmitir y, posteriormente, me imagino los colores o qué debería ir en el fondo, por ejemplo. Lo pienso como si fueran capas.

Después veo si le faltan detalles y si era lo que esperaba, para poder finalmente publicarlo o, si es a mano, sacarle una foto.

¿Qué esperas lograr con tu trabajo artístico?

Creo que por el momento espero lograr transmitir algo que las personas se identifiquen, por ejemplo, ilustrar una experiencia que experimenté y que la gente se vea reflejada o identificada y que sientan que no están solos.

Por ejemplo, una chica me escribió que se sentía súper identificada con el proceso que yo estaba viviendo en psicoterapia y que eso le ayudaba a no sentirse sola. Yo la conocía de antes, pero jamás habíamos hablado a ese nivel de profundidad.

Eso es lo que me gusta, que las personas se sientan identificadas y, además, logren una conexión con algo que a ti también te pasó.

¿Qué función cumple Instagram para ti y tu arte?

Para mi es como una plataforma que permite mostrar mi trabajo de una manera muy fácil. Permite difundir lo que yo quiero transmitir, además puedes llegar a muchas personas dependiendo de cuantos seguidores tengas y cuanto alcance tenga perfil.

Es una manera fácil de mostrar al mundo cuál es tu trabajo y cuál es tu idea de cómo quieres mostrarte como artista, ya que permite subir imágenes. Entonces, encuentro que es una excelente herramienta para mostrarte, sobretodo si quieres recibir un cambio monetario mediante el arte.

Te ayuda mucho porque pueden encontrarte y contratarte fácilmente. Por ejemplo, me mandan hacer pedidos de ilustraciones y yo me hago un tiempo para hacer los pedidos de los clientes.

¿De qué forma interactúas con tus seguidores?

Yo, personalmente, no soy muy buena hablando en historias o en Instagram, pero hasta el momento, quizás más adelanto lo pueda y tenga la personalidad para hacerlo.

Sin embargo, si me llega un mensaje yo lo respondo de inmediato o un comentario de una publicación, lo agradezco mucho, porque me siento muy apoyada. Siento que las personas que me rodean, sobre todo mujeres que me rodean, aprecian mucho lo que hago y no sabía eso hasta abrir mi cuenta de Instagram.

La verdad es que interactúo más en comentarios y por mensajes privados, ya que ahí me llegan felicitaciones o comentarios de mis ilustraciones y cosas así. Normalmente trato de subir varias historias y de hacerlas a mi estilo, haciendo bien bonita las historias para que sean más vistosas. Y trato igual mucho compartir con otras ilustradoras cercanas y compartir sus trabajo.

¿Qué tan difícil ha sido para ti ser artista en Chile?

Bueno, primero tuve que pasar la barrera personal de atreverme a dedicarme a esto, porque he sabido que al dedicarse al arte siempre te dirán "te vas a morir de hambre". Entonces, si desde pequeña te están diciendo eso y la sociedad te dice eso, obviamente no vas a querer dedicarte al arte cuando seas grande. Es por eso que primero fue romper esa barrera del miedo a querer dedicarte a esto, porque yo no lo quería admitir, ya que yo sabía que quería hacer esto pero me daba miedo.

Pasé muchos procesos internos de aceptación y creo que eso fue lo más difícil, como decir "ya, no me importa lo que digan o el miedo, voy a hacer esto." Entonces, creo que es lo más difícil porque es atreverse, salir a dedicarte al arte y estudiarlo, porque como que en Chile y en varias partes del mundo te meten mucho miedo en dedicarte al arte, desde pequeña, porque yo desde chica escuchaba eso que si te dedicabas a esto o si eres músico, te morirás de hambre, si eres artista o pintas igual.

Creo que eso es lo más difícil, porque te ponen una traba desde un principio y, bueno, obviamente después se viene un gran camino de romper varias trancas que te ponen, como que no sea bien pagado el trabajo, que no sea apreciado tampoco, porque la gente tampoco lo ve como un trabajo que se pueda pagar mucho, como muy valioso, un trabajo valioso, porque "ah, es una pintura nomás" o "ah, es un diseño de algo", entonces que no le toman el peso y el trabajo que hay detrás también, de planificación, de inspiración.

Y muchas veces la gente tampoco tiene acceso a la cultura y al arte, por lo que igual en ese plano las personas, sobre todo en Chile, no sabe mucho de cuál es el trasfondo de todo, la importancia que tiene, el trabajo y el esfuerzo del artista, porque muchas veces no quieren pagar lo que se les cobra.

En tu opinión, ¿se valora el trabajo que realizan los artistas en Chile? ¿En que se ve reflejado?

Creo que no se valora mucho, pero no es culpa de las personas porque siento que en Chile no se nos permite, sobre todo a las personas con menos recursos, un acceso al arte o a la cultura, entonces si no se les da ese acceso y si no lo conocen, no van a saber cual es el trabajo que hay detrás y cuál es su valor.

A su vez, muchas veces no tienen el acceso monetario para comprar un cuadro o algo que hizo un artesano. Entonces, si no tienen acceso y no saben lo que es, es difícil que lo puedan valorar. Es por eso que creo que sería más importante difundir el arte y la cultura a todos los espacios independiente de qué lugar vengas o de qué lugar socio-económico vengas. Y creo que así se puede valorar más. Y se ve reflejado en eso, en que nuestra cultura, y sobre todo en Chile, es muy baja.

No se muestra el arte en la tele o no se muestra el arte en una población, por ejemplo. Son muy pocas las circunstancias en que los adolescentes puedan acceder al arte, entonces en eso se ve reflejado en que la gente común y corriente no puede acceder y así no puede ser valorado. Pero creo que de a poco se va logrando el acceso al arte para todas las personas.

¿Cómo ha afectado la pandemia en tu ámbito laboral y ésta ha cambiado la forma en que trabajas?

La verdad es que no ha cambiado la forma en que trabajo porque yo empecé hace poco y fue en pandemia. Entonces, lo que fue difícil fue empezar, porque siento que tenía muchas trabas con comprar materiales por la cuarentena, como también al entregar los pedidos que me hacían.

Yo al menos hacía las entregas por Starken y las filas eran enormes en el inicio de la pandemia, eso me dificultaba mucho.

Lo que también me dificultaba era el poder entregar las cosas, ya que si es que eran locales hacía entregas en Concepción. Eso era difícil, porque muchas veces te da miedo, porque no sabes si la otra persona se ha cuidado o no, entonces concretar un día para hacer la entrega era complicado. Y más difícil si vive lejos la otra persona, ya que para hacer los envíos es todo un problema y empaquetarlos igual, es muy difícil.

Esto, a su vez, tiene sus pros, puesto que gracias a todas las plataformas que existen puedes difundir tus trabajos fácilmente y acordar los procesos, por ejemplo, mandar tus trabajos si es que lo quieren en digital y allá la persona lo imprima.

Todo eso, creo que es como un plus. Trae cosas buenas y cosas malas, como todo.

Como pregunta de cierre, ¿si pudieras cambiar algo del mundo laboral de los artistas, qué sería?

Lo que cambiaría sería el apoyo y soporte de una forma que como país o sociedad le demos un espacio a la cultura y las artes. De esa manera, podríamos beneficiar a las personas que se dedican a esto y creo que una forma para que el arte sea más valorado en el país sería darle el acceso a todos al arte y la cultura.

También que sea más fácil acceder a trabajos y que se creen más espacios para los artistas de cualquier ámbito, porque creo que en el mundo laboral hay muchos espacios vacíos que podrían ser cubiertos por artistas, sólo que no se ha buscado el espacio.